TU IRA

Ya solo quedo yo

para descargar tu ira

con temblorosos dedos, hombre ciego,

culpas al mundo

del ánimo estéril, tuyo.

 

El ruido de la nieve

es tu insomnio

y las flechas de tu veneno, propio,

son dardos contra ti

pero culpas al mundo, a mí,

de todos los males, mas tuyos son.

 

Nada te sale bien

tu ceguera impide

ver que eres tú, el enemigo,

pero solo quedo yo

para descargar tu ira.

HECHOS INSERVIBLES

Quiso limpiar conciencias con un cepillo de dientes

consiguió muchos propósitos importantes

sin la caída de la muela del juicio;

su tiempo fue una revolución:

y los británicos tuvieron que tragarse la indigestión

su Commonwealth, cascos quebrados.

 

El ídolo fue descubierto por una foto en blanco y negro:

se acostaba con su joven sobrina y la corona de santidad

quedó en la pira de las muchas mujeres.

 

Ahora las violan a cada minuto,

las matan, las cuelgan de los árboles

para ser fruto de la inmadurez

ni a sabrosas llegan y los ojos femeninos

espantan a los tigres

de un mundo que ha perdido su cordura.

 

¿Qué enseñaste tú, Mahatma?

SOL MORIBUNDO

Jugar a magos quisieron

energía para millones

y el invento funcionó.

Nadie rompe las cábalas

por el oscuro temor

de colocar los deshechos.

 

Terrible fallo en las centrales nucleares

años de desfiguraciones

rubios y morenos rapados

nacimientos mutantes

muñones alzan su horror al cielo:

naturaleza sin caza, 

arándanos, setas envenenados,

mas jugar a magos siguen.

 

El mundo es una suma de átomos

callan los políticos

ni las tumbas gritan

guerrean con ismos los poetas,

confusión monetaria, cruel,

ningún Picasso nuevo plasma

lo que tsunamis consiguen:

engullir gentes, casas, tierras

y rompen lo que a magos jugaron.

¿El principio del fin?

 

¡Alzáros muertos!

Protesten vuestros huesos

lo que un siglo masticó,

enfrascados en sus saberes,

no todos,

en sus poderosas razones,

pero a magos quieren jugar…

MIEDOS

Gotas de mar surcan los destinos

taconeo varonil resuena sobre adoquines

estallan tímpanos en vientres maternos,

a banderas quemadas no les queda humo

caras demacradas reflejan su miedo

y un nuevo caos está a punto de reventar.

 

Son los hijos de tres tiempos

que la abundancia engañó,

no tienen presente

pero perciben la escasez

entre tanto grito.

Sus recuerdos tienen la sombra canícula

cuando lloran el cambio.

 

El ciclo se repite

las pasiones ciegan la cordura

quieren renacer:

triunfo de gladiadores

vencer el miedo tras la memoria.

SIGLO XXI

Perdida en la frialdad

de la muchedumbre

entre bandadas de alas caídas

se extravía la soberbia

como falsa moneda

de no hace mucho.

 

Miles de ojos buscan en la nada

aquello que llenó su vida,

atracada su tripa de abundancias

ahora menguada

en silueta transparente.

 

Cuántos ociosos llenan de esperma

vaginas de la miseria

del único colchón que les queda

y sus hijos son alimentados

por manos ajenas.

 

El mundo se derrite como hielo

en el hervidero del desierto

de mentes estériles

y los graneros se llenan de paja.

¿Habrá salvación más allá de los deseos?

TIMES NEW ROMAN 12

Comienzan las letras a bailar

salen de las yemas implacables

de los ojos internos

pupilas transparentes cuchillos

cortan la sopa de noticias, buenas…a veces

adornan cuadros nunca imaginados

sus colores caen como hojas otoñales

a la papelera.

 

Aumenta el volumen de versos, caracteres incontables

finalmente el olvido como la muerte

yace debajo de escombros calcificados

humo emite olores vividos

gotas de lágrimas reflejan diamantes

encontrados en aquel futuro

soñado una y mil veces: EL POEMA

ALTURAS

He montado una escuela ática

en el tejado de mi casa

solo admito alumnado ético

entre los presocráticos.

El más aplicado es Why-oh-mining

que va por delante y sobra instructor

porque yo solo soy moderador en paro.

 

Cuando miramos calle abajo

y vemos sotanas levantadas

ministros sin chistera

diputados sin escrúpulos

echamos de menos la celebración

del carnaval dantesco

aunque los músicos ya esperan

al dirigente incapaz

para dar la última nota

a los suspendidos gobernantes:

be-for-and-ever.

 

 

LA NOCHE

Cansado el día de tanto trajinar

la tarde mezcló el café con leche descremada

la cena escueta como aconseja la regla de oro

y de puntillas para no hacer ruido

aparece tras las cortinas la noche.

 

La noche, la ansiada noche

por fin soñar con todos los imposibles,

esos deseos jamás cumplidos

aunque durante todo el día, los días todos

rogando, en concentración pidiendo al destino

recibir aquello tan difícil de conseguir.

 

La noche, ruegos silenciosos

añorar placeres esfumados

tras tiempos de soledad

la búsqueda de palabras correctas

implorando perdón por aquello que no se hizo

a su justo tiempo.

 

La noche,

ay, la noche, cálido abrazo de un edredón

comprado para compartir

con aquel que no acudió

porque le tenían preso

otros brazos que no míos.

EN ESPIRAL

Junto a la hoguera

de las mil ramas 

                                       conjuramos la vida sin saber;

en cuevas y rocas dejamos

los símbolos

                                       que mil años no son nada.

 

Otros descifrarán en escuelas

la sangre que ofrecimos

a los Dioses

                                         ni con adivinanzas son más listos

que de la vida nada sabrán

malgastan la herencia humana

y el mar los tragará.

 

Mientras juegan a saberes

copian a sus ancestros

                                        sin comprender

que la carrera no lleva a ninguna parte:

lo tienen todo

sin ver nada

                                         y la creación atrapada está en espiral

sube, baja, baja, sube,

solo el poeta capta la salida. 

 

 

QUISIERA

Quisiera desgranar los secretos ocultos

en los racimos de las desventuras

que tan pomposamente son expuestos 

para deleite de sus vendedores.

 

Quisiera desgranar todas las mentiras

una a una de los señores feudales

que viven con más que el sueldo base,

y van de caza sin remordimientos.

 

Quisiera desgranar las conciencias

de los que no las tienen y que duermen tan tranquilos

en cálidos espacios arropados de seda fina

con hermosas parejas.

 

Quisiera deshilar los tapices bellos

para que viesen las feas realidades

que aumentan de día en día

tras millones de ojos ciegos de tanto llorar.

 

Quisiera desgranar las leyes que protegen al poderoso

y arrinconan al vecino de poca ropa

al que proclama justicia para sí

y no la tiene con nadie, quisiera, ay quisiera…

solo quisiera justicia.