HECHOS INSERVIBLES

Quiso limpiar conciencias con un cepillo de dientes

consiguió muchos propósitos importantes

sin la caída de la muela del juicio;

su tiempo fue una revolución:

y los británicos tuvieron que tragarse la indigestión

su Commonwealth, cascos quebrados.

 

El ídolo fue descubierto por una foto en blanco y negro:

se acostaba con su joven sobrina y la corona de santidad

quedó en la pira de las muchas mujeres.

 

Ahora las violan a cada minuto,

las matan, las cuelgan de los árboles

para ser fruto de la inmadurez

ni a sabrosas llegan y los ojos femeninos

espantan a los tigres

de un mundo que ha perdido su cordura.

 

¿Qué enseñaste tú, Mahatma?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s