TU IRA

Ya solo quedo yo

para descargar tu ira

con temblorosos dedos, hombre ciego,

culpas al mundo

del ánimo estéril, tuyo.

 

El ruido de la nieve

es tu insomnio

y las flechas de tu veneno, propio,

son dardos contra ti

pero culpas al mundo, a mí,

de todos los males, mas tuyos son.

 

Nada te sale bien

tu ceguera impide

ver que eres tú, el enemigo,

pero solo quedo yo

para descargar tu ira.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s