PRIMAVERA ROBADA

Quisieras romper con tus pequeñas manos

los barrotes férreos de la sociedad

para poder abrazar de nuevo

y ver entre la nieve la flor del almendro.

 

Esta cárcel rigurosa

impuesta sin piedad

lleva a la muerte tus emociones,

proyecta sombras tenebrosas

sobre tu alma partida de cuajo

por unas leyes injustas.

 

No fuiste tú quien pidió ese trabajo fatigoso

el destino te arrastró,

golpeó tu inocencia:

presa eres entre chusma

y buscas cada mañana un trozo de cielo

o el rocío sobre el ventanuco.

 

¿Quién exigió el trabajo infantil forzado?

No escuchan tu llanto

la lluvia no cesa

y el frío se agarra sin piedad

a las paredes de de esta fábrica celda:

nunca quisiste ser pájaro enjaulado por unos granos de arroz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s