CONDICIÓN HUMANA

Graznidos bajo adoquines

cuervos resbalan sobre canabis

suspiros al atardecer

de los días violetas

 

Recuerdos de pañales

que contaminaban nuestro amor

en calles estrechas

 

La silla de rueda se lleva la memoria

derramando el tuétano

de muchas tarde de sofá

 

Ya no escuchamos

aquellas plumas negras

que nos alumbraban con sus ojos tizón

 

Nunca vimos la realidad desde un podio

las puertas no tenían bisagras

pero alas y chirridos, sinfonía celestial

para soñar filosofando sobre la condición humana.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s