LLAMADAS Y MENSAJES

Te dejo este mensaje en tu face porque no atiendes a mis llamadas, ni a mis WhatsApps, ni abres por lo visto tu buzón de correo electrónico. No sé por qué no me puedo hacer contigo. Te aviso para que mires los mensajes en tu móvil. ¿Qué, demonios pasa? Tenemos una cita, ¿no? Pues la hemos de cambiar. Vuelve mi marido de su viaje justo esta noche. Me había comprado un tentación porque sé que te va a volver loco. Pero lo he tenido que esconder por si él la descubre y cree que es para seducirle. ¡Porfa! Contesta sin falta, no puedo acudir… y me deshago de ganas, voy a embrujarte como nunca, ansío tu google+3 para que penetres la carpeta “sex”. ¡Mira todos los mensajes! Cuando veas algo mío en tus redes, bórralo de inmediato, no sea que la loba que tienes en casa lo descubra y se arme la marimorena.

No hubo contestación, la mujer del destinatario del mensaje echó una mirada sobre el móvil de su marido olvidado en el baño.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s