DOBLE VIDA

Me llamo Alfredo Martínez, estoy domiciliado en Madrid, trabajo en Valencia y se me acusa de llevar una doble vida. Que yo sepa, solo tengo una vida, un cuerpo con su alma, algunas cosas dobles como dos manos, dos fosas nasales, un par de… y de eso quería hablar. Porque para una vida tan complicada como la mía hay que tenerlos. Aunque en Valencia sigo llamándome Alfredo Martínez, no soy Vicente. Ni en Madrid soy Paco. Jamás he cambiado mi nombre, pues soy Alfredo. Aquí y allá. A causa de mi mucho viajar, y para más comodidad, ocupo piso en ambas ciudades. Con todo el mobiliario necesario. Con mi vida en orden en ambos sitios. Y luego, soy persona ardiente, apasionado tanto en la vida como en el trabajo. Pero necesito mi equilibrio. A todos los niveles. Tengo mis manías, lo confieso.

 

Me casé precipitadamente en Madrid. Paloma quedó embarazada tras una noche de sublime sexo y nació Belén. Tres años después llegó Pablito. Paloma es una mujer estupenda, fácil de llevar, limpia, sana, con buen humor y hace que me sienta bien a su lado. No entiende de negocios como mi trabajo, ni falta que le hace. Es feliz con los chicos y sus electrodomésticos. Apenas le gustan las joyas, aunque no puede evitar vestir siempre a la última.

 

El problema comenzó en Valencia. Paloma no iba a venir conmigo y dejar a los niños con los abuelos. Ella es muy suya. Y de esas mujeres que piensan que lo que puede hacer una mujer, también lo puede hacer el hombre. Eligió conmigo el piso y lo amuebló. Me lo llenó con decenas de aparatos eléctricos, que según ella, me iban a facilitar la vida. Pero me hacía falta ella, o algo similar. Y no tardó en aparecer el algo similar. Se llama Amparo y vive justo al ladito mío. Al principio se ofreció a ayudarme si me hiciera falta, y claro, hizo falta. Eso sí, no le gustan los niños, es maestra y dice que ya tiene bastantes en clase. Pero conoce todos los pormenores de Belén y de Pablito. Y de Paloma. Creo que le cae bien, aunque no la conozca en persona. A veces me indica cómo hay que disciplinar a los chicos con los estudios y yo lo transmito a Paloma, que está contenta de que tenga una buena vecina a mi lado.

 

El otro día me llamó Paloma para informarme de una inundación en la vivienda mientras ella había estado ausente y que gracias al nuevo vecino de enfrente pudo solucionar el problema; pues aquel joven es un manitas y reparó el tubo de la entrada de agua colocado en el techo de la cocina. Pero que tendríamos algunos gastos extra porque el seguro no cubría los muebles estropeados. La calmé y le dije que organizara todos los arreglos. Que yo tardaría dos días en llegar, pues pensaba ir con Amparo al teatro, su gran afición. Luego me lo pensé mejor y le regalé mi entrada para que la diese a una amiga. Y, a veces las cosas ruedan de una manera rara, mi empresa necesitaba una firma de los abogados de Madrid. Así que me presenté en casa antes de lo imaginado.

 

Cual mi sorpresa que todo estaba patas para arriba. Nadie en casa. Llamé a mis suegros que dijeron que los niños estaban con ellos, que Paloma estaba organizando el piso. Vaya, bueno, se me ocurrió tocar el timbre del vecino de enfrente, por si sabía el paradero de Paloma. Como iba yo tan trajeado y él no me conocía, llamó a Paloma diciendo que ya estaba el del seguro aquí. Paloma se asomó, estaba a medio vestir, despeinada y cuando me vio le dijo al vecino: míralo, este es el de la doble vida… Y como ella tiene la convicción de lo que puede hacer el hombre también lo puede hacer la mujer y viceversa, me exige arreglar los papeles o dejar las cosas como están, que nuestro futuro estaba en mis manos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s