DESDE LA VENTANA DEL TREN

Desde la ventana del tren
corrían las montañas
en dirección contraria.

Y yo, envuelta en lecturas
corría enfadada entre infinitas líneas
del periódico.

Por doquier maltrato
a las personas
a los animales
a la dignidad de un planeta enfermo.

Estrujé mi cerebro
para encontrar aquel grano de arena
que molestara a los traidores de la vida.

Desde la ventana del tren
corrían mis pensamientos
en dirección contraria
sin ver la solución.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s