TÚ, MI PIRA

En el vertedero de todos mis deseos
no hay vestigio de ti, ya no…
entre despojos de mis fatigas
tú solo eres sombra de humo y
ya no resuena tu voz entre troncos quemados,
huí de costumbres machistas:
la pira junto a ti no me contiene.
El Ganges de la vida me cubrió
los harapos, tu generosidad
me visto de siete de marzo
y descubro la lágrima del hombre
de la próxima generación:
respiro, el vertedero reposado
se convertirá en abono para mis nietas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s