Cansada de su propia desconfianza

echó sobre el tronco viejo

todas sus amarguras

ya penetran en cortezas quebradas

donde tórtolas picotean sus recuerdos

sin alimentarse

por fin la libertad se instala omitiendo angustias

 

El peso de empujar pensamientos

hacia un horizonte olvidado mengua

alas de cien plumas multicolor

dibujan caminos sobre nubes

son realidades sin calzado

vertidos sobre dosis calculadas

cuarteando teorías físicas

 

Mechones de pelo esparcidos

sobre hierbas aromáticas

atestiguan el legado del rompecabezas

y de nuevo un sentimiento empático

abre las ventanas al mundo

desde el palacio de las mil promesas

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s