FERIA

Desbordado el vaso

se desparramaron  sus manías

quedó libre al fin

 

podía acumular de nuevo

caprichos sin valor

saberes ardientes

rebajados con vinagres pomposos

 

el cinturón de asteroides

no le enseñó su norte,

prefirió el lánguido palmeral

de altas ideas

sacados de libros de bolsillo

a céntimo sobre el carro

 

la clientela discutió

sobre dragones moribundos

del huerto de Nietzsche y Sócrates

las mujeres pasaron sin rosas

mirando portadas musculosas

sobre sofás imaginarios

 

la feria acabó ansiosa

otro año estrenarán nuevas luminarias.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s