AHORA USO SOMBRERO

No tardamos en vernos con ojos internos

tú fuiste una Proust femenina

y yo un Monroe masculino

enlazamos nuestras manos para bailar

sonreímos y las letras volaron desde nuestras bocas

como colibrís en blanco y negro.

 

Ojos sin futuro, el color escondido

párpados tapando el placer experimentado

nos miramos, nos recitamos, nos mentimos

la multiplicación de la especie era un deber

del que huimos como la liebre de su depredador

aunque el final era previsible

sabíamos de las sábanas arrugadas

de aquel hostal cutre del Middle-West

que ya pisara un loco pintor español.

 

Atenas quedaba lejos

también los años sesenta

ahora uso sombrero

y tú crema antiarrugas

dejamos de mirarnos,

de comprendernos,

hasta tienes nietos y yo libros

escritos a mano con tinta negra,

introduje dos cruces para ver

lo que fue y lo que es.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s