VENENO

Guarda el veneno en pequeños frascos sin bridas

coloca los tapones con cuidado desde las vísceras

mira que no te lastime a ti

ni dejes que se desparrame

para machar la conciencia,

acalla el sonido de la erupción

forra las paredes con hojas de parra,

deja que baile tu aliento entre rendijas

mas la satisfacción no llega sin mi ayuda

 

Mmmmmmh

 

Lo sabes, sabes que necesitas mi reacción

la dosifico mejor que tú el veneno

nuestro reto ya es viejo

no se arruga ni huye, espera hito en hito

hasta que enmudece el tañer de las campanas

TU VOZ

Resuena tu voz

en la cueva de mi percepción

y por grande que sea el universo

cimbrea tu sonido en la pequeñez de mi oído

mientras ando sobre olas

 

Casi no toco la espuma de sus crestas

me elevo con tu sonido

el eco de tus vibraciones traspasa

el mundo conocido y se abren

todas los portales a la respiración

ondas salientes del alma

aportan el amor a la vida

a nuestra vida, a mi vida a través tuyo

y llegan al último rincón de lo posible

 

Tu voz es el sueño del mundo

esencia que vuelve a casa

a las rocas escarpadas

al mar en movimiento

al cielo pintado de emoción

y no hay sombra que borre mi sentir

por pertenecer al paraíso

aunque no pueda alcanzarlo de continuo

 

Solo tu voz me retorna al sentimiento

entre risas y lágrimas tras

exprimir el sabor de todos los placeres

durante nuestra estancia en la inmensidad.

vibran los temblores entre cuerdas,

no hay arte mayor que la empatía

cuando esparcido por doquier está

en lo más recóndito del alma

 

Ven, ven, resuene en mí

tu voz universal y haz estremecerse

mis sentidos faltos de cimientos visibles

tirito cuando la daga de fuego

penetra  en mi corazón a ritmo de inhalación

antes de quedar exhausta

al escuchar tu voz     ***

 

 

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ALCANZAR LA INTELIGENCIA

Dímelo tú,

dime cómo alcanzar la inteligencia

a través del abecedario convulso

que sale de sus cabezas

pero no quiere penetrar en la mía

 

Veo con desolación cómo vuelan

los vocales entre consonantes turbados

cuando hablan en ruso, en finlandés

el primer hombre no necesitó mostrar más

que una mirada, un sonido

como la tramontana a las once

enredando mentes creativas

barre lo inútil, siembra dudas

como margaritas con pétalos blancos

dímelo tú,

dime cómo alcanzar la inteligencia

UN DÍA DE FEBRERO

 

Una semana de insultos es solo otra semana de insultos. Mis espaldas ya no duelen de tantos pesares. Quisiera alejarme de esa persona pero no puedo sin perjudicar a otros. Sé que el ser humano es capaz de aguantar mucho. Lo intento una y otra vez porque quiero vencer todas las dificultades que me proporciona la vida. No quiero ser débil, ni lamentarme de mi mala suerte, he de resistir como mejor pueda, hasta que pueda.

Hijos míos, no sé qué va a ser luego, mañana. No lo sé. La noche se despide con un lento adiós. Nubarrones impiden ver los luceros celestes. De cuando en cuando aúlla el viento de este mes de febrero que barre veloz todo lo que encuentra a su paso: maldad y bondad. Barre los antagonismos, las hojas muertas. Quiero ver cómo despierta el alba  suelos de blanco bajo los almendros, cómo el rosa en el centro de la flor de las esperanzas.

San Valentín se acerca, prepara sentimientos, hace memoria en aquellos corazones que ya no aman mientras el alba tarda en imponerse. Estoy junto a la vía esperando que el tren de la vida me lleve a otro destino, aunque dude que sea diferente. La creciente claridad empuja a los nubarrones, abre brechas a la oscuridad filtrando la luz con lentitud, gana terreno. Anhelo que sea espejo de mi ánimo al que obligo a levantarse y cambiar de tonalidades.

Abro mi mano, la otra, hay diez posibles destinos diferentes. Solo hace falta saltar al vacío y decantarme por uno diferente. El abanico de dedos deja actuar el azar, pero hay que saltar. Todo en la vida es movimiento, ¿a qué espero?

 

 

FERIA

Desbordado el vaso

se desparramaron  sus manías

quedó libre al fin

 

podía acumular de nuevo

caprichos sin valor

saberes ardientes

rebajados con vinagres pomposos

 

el cinturón de asteroides

no le enseñó su norte,

prefirió el lánguido palmeral

de altas ideas

sacados de libros de bolsillo

a céntimo sobre el carro

 

la clientela discutió

sobre dragones moribundos

del huerto de Nietzsche y Sócrates

las mujeres pasaron sin rosas

mirando portadas musculosas

sobre sofás imaginarios

 

la feria acabó ansiosa

otro año estrenarán nuevas luminarias.

 

Cansada de su propia desconfianza

echó sobre el tronco viejo

todas sus amarguras

ya penetran en cortezas quebradas

donde tórtolas picotean sus recuerdos

sin alimentarse

por fin la libertad se instala omitiendo angustias

 

El peso de empujar pensamientos

hacia un horizonte olvidado mengua

alas de cien plumas multicolor

dibujan caminos sobre nubes

son realidades sin calzado

vertidos sobre dosis calculadas

cuarteando teorías físicas

 

Mechones de pelo esparcidos

sobre hierbas aromáticas

atestiguan el legado del rompecabezas

y de nuevo un sentimiento empático

abre las ventanas al mundo

desde el palacio de las mil promesas

 

BERLÍN 1990

 

 

Pasifloras sujetan cipreses con botas

no cantan ya a Lili Marlen

bajo el farol de la caserna

pronto admiran aliados un muro

cuyos restos salen a subasta

check-point-charly es una pantomima

Satanás se frota las manos

y banderas multicolor bailan al viento

de mil propuestas

ofrecen gorros siberianos

a turistas bobalicones

 

LUNA CUADRADA

Corté el camino a mi medida

hilvané las amapolas sin color

su sangre me hizo sudar

ya pocos se fijan en los bordes

sembrados con plásticos

cosechan lágrimas de cristal

en las mañanas cansadas

 

aromas sin gas despiertan sentidos

históricos hechos pasean entre margaritas

ya nadie admira a ambos

ni evitan discursos falsos

el cielo se desplazó

ahora la luna es invisiblemente cuadrada

ha olvidado sonreír

 

pero los guijarros siguen poblando

los ríos sin truchas

plantas foráneas pueblan márgenes

para apresar lo que queda

preparan un festín dorado

en el cráter del monte sagrado

y engullen a los últimos héroes.

ENHEBRAR REALIDADES

 


Quise enhebrar palabras
para expresar el peso de mi alma
el dolor de mis venas disecadas
el apagón de mis ojos sin lagrimal
el zumbido de mis oídos taponados…

Sí, quise enhebrar palabras
que pesan toneladas
mas ya son años
fríos e inhóspitos
para las otras muchedumbres,
las que ni pan tienen
nada piden solo mirar hacia el vacío
las que han quedado sin lengua
ante tanto esperpento.

Señor ministro, ¿los ha visto?
Mire, vea, escuche y remedie…
hay otra realidad fuera de la suya,

tan virtual, tan cómoda
¿qué letras enhebramos para pronunciarla?

 

TÚ, MI PIRA

En el vertedero de todos mis deseos
no hay vestigio de ti, ya no…
entre despojos de mis fatigas
tú solo eres sombra de humo y
ya no resuena tu voz entre troncos quemados,
huí de costumbres machistas:
la pira junto a ti no me contiene.
El Ganges de la vida me cubrió
los harapos, tu generosidad
me visto de siete de marzo
y descubro la lágrima del hombre
de la próxima generación:
respiro, el vertedero reposado
se convertirá en abono para mis nietas.